Optometría

Los mejores profesionales al cuidado de tu salud.

_

La mejor forma de visitar a un optometrista, como en cualquier otra rama sanitaria, es de forma preventiva. En este caso, se suelen programar visitas anuales, y si se detecta algún problema, se programarán con menor espacio de tiempo según el criterio del optometrista.

 

Las causas más frecuentes por las que acuden los pacientes a consulta con el optómetra son:

 

1. Visión borrosa:
La visión borrosa es el síntoma visual más frecuente en las consultas de optometría y puede ser debida a diversas causas. Entre ellas las más comunes son una ametropía sin corregir (miopía, hipermetropía o astigmatismo) u otras disfunciones de las habilidades visuales como son el enfoque o la correcta coordinación ocular de ambos ojos.

 

2. Dificultades de aprendizaje:
Las disfunciones visuales que pueden causar problemas de aprendizaje son múltiples. Una de las causas es una disfunción en una o varias habilidades visuales, como puede ser un problema en el enfoque, en los movimientos oculares o en la capacidad de coordinación de los dos ojos, por lo que el paciente puede tener problema a la hora de mantener su atención en tareas de visión próxima. Por otro lado, la dificultad en el aprendizaje puede ser debida a un problema específico dentro de las habilidades de percepción visual.

 

3. Dificultades en lectoescritura:
Las dificultades en la lectoescritura están relacionadas en muchas ocasiones con problemas en el control de los músculos oculares y en la coordinación ojo-mano. Esto va a afectar directamente a la capacidad de realizar de manera correcta los movimientos oculares específicos de la lectura. El paciente tenderá a usar el dedo como marcador, a saltarse líneas o palabras, lo cual afectará gravemente a su comprensión lectora.

 

4. Estrabismo:
Dentro de los pacientes con estrabismo nos encontramos a bebés, niñas o niños, que vienen a consulta debido a que los padres han observado que uno de los ojos se le tuerce hacia dentro o hacia fuera, pero también se realizan revisiones a pacientes más adultos que quieren saber de qué manera pueden mejorar su visión con terapia visual.

 

5. Ojo vago:
Cuando existe un problema de ojo vago, los padres pueden observar que su niña o niño se tumba sobre la mesa cuando lee o dibuja o que se acerca mucho cuando quiere ver algo en visión próxima. La mayoría de estos pacientes acuden con el objetivo de mejorar su visión con terapia visual.

 

6. Visión doble:
Suele estar provocada por la dificultad de coordinación de ambos ojos ya sea por una foria descompensada o a un problema oculomotor. Asimismo, puede ser una consecuencia de un traumatismo o de daño cerebral adquirido.

 

7. Dolores de cabeza recurrentes:
Será necesaria la realización de una valoración de la visión en el caso de que los dolores de cabeza sean frontales, que ocurran al final del día y/o que se produzcan tras haber realizado cualquier esfuerzo visual. En muchas ocasiones, estos dolores de cabeza están ligados a dolores en cervicales o en la espalda. En este caso será preciso una valoración y trabajo conjunto entre fisioterapeuta y optometrista.

 

8. Problemas de lateralidad:
Cada vez son más los profesores de preescolar y primaria que reparan en el desarrollo de la lateralidad de sus alumnos y, en caso de observar algo fuera de lo habitual, derivan el caso para una evaluación completa preventiva.

 

Antecedentes de problemas visuales en la familia, ya que estos pueden ser hereditarios.

 

En general, cuando surja alguna duda relacionada con los ojos o la visión, ya que de esta forma se obtienen respuestas basadas en la evidencia científica y no en leyendas urbanas sin fundamento.

No dejes que tus síntomas empeoren, toma el control de tu salud.

Ponte en contacto con

CONSESALUD ESPECIALIDADES MÉDICAS